Buscar

Traducir

Recibe Kalu Tatyisavi el Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Mexicanas 2012

La ceremonia de premiación al escritor en lengua ñuu savi (mixteco) se efectuó en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes

México es un país privilegiado a nivel latinoamericano por ser el que cuenta con más lenguas originarias. Ojalá persista y podamos seguir escuchando la diversidad de voces, ojalá continué el murmullo del hombre perteneciente a la comunidad y que se hace grande cuando presta servicio hacia los demás. Ese es el intento de la poesía ñuu savi (mixteco), expresó Kalu Tatyisavi, ganador del Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Mexicanas 2012 por su obra Tzin tzun tzan.

El mediodía de este domingo 14 de octubre, en la sala Manuel M. Ponce, se realizó la ceremonia de premiación del reconocimiento convocado por el Conaculta a través de la Dirección General de Culturas Populares, en el que Miriam Morales, directora general de Culturas Populares, en representación de Consuelo Sáizar, presidenta del Conaculta, hizo entrega al escritor y poeta del diploma que lo designa como ganador.

Este año el Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Mexicanas 2012, el cual se entrega de manera bianual y que consta de un premio económico de 100 mil pesos y a la publicación de su obra, estuvo dedicado a la poesía, con el propósito de incentivar la creación literaria y el reconocimiento de las lenguas maternas como una expresión artística.

Morales, en presencia de Stasia de la Garza, coordinadora nacional de Literatura del INBA, y Alma Rosa Espíndola, representante de la Secretaría de Culturas y Artes de Oaxaca, señaló que el galardón es un homenaje a la diversidad lingüística del país, a la tradición literaria de los pueblos indígenas y al bilingüismo que nutre el pensamiento, la historia y la tradición comunitaria indígena.

“El poemario Tzin tzun tzan muestra un sentido poético deslumbrante, es un texto compuesto a través de ejes temáticos e imágenes oníricas enlazadas con un motivo literario que rompe la lectura con el sonido del tzin tzun tzan, nos remite a la manera en que la literatura en lengua originaria trae al texto las onomatopeyas de la oralidad de nuestros pueblos y reafirma la primacía de la poesía como sonido y musicalidad”.

Ante el público presente en el recinto de mármol, añadió que obras como la premiada permiten dejar atrás la dicotomía de hispanismo e indigenismo para dar paso a una literatura que renace con la fusión de “dos tradiciones literarias, dos maneras de mirar y dos maneras de nombrar el mundo”.

“En nuestro país se piensa y se crea en más de 60 lenguas, cada una es poseedora de una historia, una cultura y un pensamiento propio, en este contexto emergen literaturas que han permanecido invisibles durante muchos años y que hoy trascienden más allá del ámbito comunitario gracias al don del bilingüismo, la apropiación del español en el hecho literario que se efectúa en las lenguas originarias habla de un alma con dos hemisferios: el indígena y el castellano”, añadió.

Al leer su discurso, Kalu Tatyisavi hizo una reflexión sobre la poesía actual en lenguas originarias mexicanas, particularmente en ñuu savi, la cual, dijo, está en una época de espera.

“Si tomamos la década de los noventa como fecha reciente para el inicio de este tipo de poesía, a la cual pertenece mi trabajo, es poco el tiempo para hablar sobre una tradición o de un florecimiento, porque esto se construye con la insistencia y el fracaso, en el atreverse con el juego, ya que el deseo de toda tradición es hablar y leerse por sí misma”.

Agregó que este tipo de poesía rememora el dialogo con la naturaleza en la lejana Mesoamérica y que, junto con sus poetas, debe ser testigo y mantenerse atenta a los sentidos y la razón para poder expresar los estados de ánimo y crear palabras.

“Toda poesía requiere aire fresco, la nuestra intenta hacerlo para la poesía mexicana en lengua predominante, espero que las tonalidades puedan transmitir un gemido. Quizás México no necesita a los poetas, en cambio sí necesita la poesía, aquella que habla por sí misma y permanece danzando en la memoria”.

Finalmente agradeció a sus abuelos y padres por haber conservado la lengua y transmitírsela, así como a los niños y mujeres que intentan escribir a pesar de toda marginación. “Gracias por abrir sus ojos a otros sentimientos”.

En la ceremonia, los asistentes escucharon una muestra de poemas del libro ganador en las voces del autor y el actor Raymundo Capetillo, para después disfrutar de la música del cuarteto oaxaqueño Maximum Sax, el cual funde géneros tradicionales como la marcha, el danzón, el blues, el swing y el jazz.

Kalu Tatyisavi (Carlos España) nació en la Ñuu Savi “Nación de la Lluvia” (nación mixteca) en 1960. Estudió Sociología y la maestría en Letras Latinoamericanas, ambas en la UNAM. Ha publicado poemas, cuentos, ensayos y aforismos en diversas revistas, páginas electrónicas, periódicos y antologías.

Conaculta, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes del Gobierno de México
14/10/12